Secreto 26

Aprenderás a compartir tu cuerpo al reconocer las relaciones que este contiene. Ya no será más una prisión en la que crees que vives y mueres, sino un templo donde tus seres queridos vienen a unirse a ti en paz y en matrimonio.

Inicio
anteriorpróximo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.